Páginas vistas en total

sábado, 13 de abril de 2013

Panteón de Belén, cuna de leyendas

Panteón de Belén
 
Este panteón fue una de las obras más importantes realizadas en el siglo XIX, sin lugar a dudas es en los cementerios de Guadalajara donde la historia se hace piedra, pues en ellos encontramos costumbres y tradiciones en sus diferentes épocas; contienen lápidas que nos informan de la pposición económica, religión, cultura, personalidad y tiempo en que vivió cada personaje inhumado en estos recintos de paz.
 
Rico en leyendas e historias fantásticas, fue conocido como patio de los pobres, ya que aquí se sepultaban a los enfermos pobres que morían en el hospital, se ubicaba en el extremo norte del lado derecho junto a la huerta, actualmente Torre de Especialidades del Hospital Civil.
 
El cementerio tiene la forma de un cuadrilongo de 130 mts. de anchura y 350 de longiitud, dividido en dos patios, uno para las personas ricas y pudientes y otro para la gente del pueblo. El orden arquitectónico es jónico, hay en el patio monumentos mortuorios de más de media belleza que pertenecen a particulares y todo el patio está adornado con calles adornadas con naranjos y otros árboles. Cuenta con 2474 fosas o sepulturas en el pavimento. El segundo patio esta dedicado al entierro de pobres.
 
El panteón de Belén o Santa Paula se construyó en la huerta del Hospital de San MIguel hoy Hostpital Fray Antonio Alcalde, por encargo del obispo Diego de Aranda, obra del arquitecto tapatío Manuel Gómez Ibarra, autor de las actuales torres de la Catedral.
 
Este panteón  funcionó casi medio siglo, fue clausurado el 29 de octubre de 1896 por considerarse saturado de gérmenes peligrosos, continuaron los entierros pero exclusivamente para aquellos que tenían propiedad.
 
Hoy nuestro panteón de Belén guarda  interesantes leyendas e historias que en este blog encontrarás, te invitamos a conocer algunas de ellas.

1 comentario: